La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

ESCRITURA TERAPÉUTICA

Escritura-manoLa escritura es una de las principales formas de expresión humana. A lo largo del tiempo ha sido vehículo para la construcción cultural, la descripción de la realidad y la proyección del futuro. Ha permitido superar la realidad a través de la ficción y la poesía, consiguiendo también aliviar el sufrimiento de sus creadores, así como de aquellos que participan y comparten los textos y su contenido.

La escritura permite la materialización de las inquietudes, los problemas y las soluciones que plantea la vida. Está conectada a su vez con lo más íntimo de la personalidad y la existencia.

Tras la personalidad social se encuentran todas las construcciones personales y privadas, ignoradas y ocultas.

A través de los procesos de escritura terapéutica se busca generar o encontrar una voz poética o narrativa propias. Se descubren, expresan, elaboran y procesan formas internas de la identidad no mostradas.

Al hacerlo, la configuración personal se clarifica, dotando a la persona de mayor estabilidad y bienestar. Además de eso, la propia producción, sus contenidos, se convierten en un material indispensable para mejorar la vida, aumentar la resiliencia y solucionar problemas.

Esta práctica está avalada por investigaciones científicas, entre la que destaca la realizada por James W. Pennebaker, doctor de la Universidad de Texas en Austin, que encontró evidencia de cómo la escritura terapéutica produce beneficios en la salud, reduciendo el malestar subjetivo, las visitas a centros sanitarios, la sintomatología generada por estrés y depresión y se asocia, incluso, con una mejora del funcionamiento del sistema inmunológico.