La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

TERAPIA GESTALT

Psicoterapia manosLa terapia Gestalt trabaja con tres principios fundamentales:

El primero es el aquí y ahora: nuestra historia vital es revivida en el continuo del ahora, que brota incesantemente desde lo verbal y lo corporal. Por ello, es una terapia que presta atención no solo a lo que se dice, sino también a cómo se dice. 

El siguiente pilar maestro de la Gestalt es el darse cuenta: tomar conciencia de las diversas formas con las que se trampea la realidad, ver lo que hasta ese momento ha estado velado por la inconsciencia. La victimización, la culpa, el hedonismo, o cualquier otra estrategia aprendida eternizan este oscurecimiento, la vida desde este lugar es vivida solo parcialmente y las relaciones con los demás y con nosotros mismos es un juego de apariencias. Solo desde el darse cuenta se hace posible el cambio.

Por último, la responsabilidad sobre los propios sentimientos, pensamientos y acciones: la capacidad de responder al mundo desde esta toma de conciencia de lo que somos.

La terapia Gestalt se vale de diversas técnicas que ayudan a unificar en un todo  corporal, racional y emocional lo que hasta ese momento se encontraba fraccionado. Como resultado, el individuo siente reintegrado todo su ser y con ello vive de manera más presente y auténtica. Disueltas las trampas, los síntomas y las estrategias inconscientes, solo queda vivir plenamente lo que plenamente la vida.